Sobre tierna arena

 

 

f4558eeb-cd0c-4851-adba-5c9b1ce08d71_318

Retrato Lope de Vega. Eugenio Cajés,  1612-1615

Ir y quedarse, y con quedar partirse,
partir sin alma, y ir con alma ajena,
oír la dulce voz de una sirena
y no poder del árbol desasirse;

arder como la vela y consumirse,
haciendo torres sobre tierna arena;
caer de un cielo, y ser demonio en pena,
y de serlo jamás arrepentirse;

hablar entre las mudas soledades,
pedir prestada sobre fe paciencia,
y lo que es temporal llamar eterno;

creer sospechas y negar verdades,
es lo que llaman en el mundo ausencia,    fuego en el alma, y en la vida infierno.

 

Lope de Vega, 1634. Rimas humanas. Ir y quedarse, y con quedar partirse.

Por donde lo cojas. Yo al menos lo he intentando. He buscado diseccionarlo, buscar la síntesis perfecta, y no he podido. Cada verso ausente, ya es una síntesis del mal de amores. Puede que aún así, o incluso por tan certeros que fueron los tiros de la diana en repetidas veces, que se sienta cierto alivio al saber que la pena es compartida. Y puestos a reivindicar, por lo bufo, porque me traslada a mi tierna infancia, sigo sin poder dejar de intentar hacer torres sobre tierna arena.

Minientrada | Esta entrada fue publicada en Heterotopía genérica, Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s